La visita a Creativa Madrid 2012

¡Hola a todos!

Sé que os he tenido un poco abandonados por aquí, pero llevo unos días bastante liada y además estoy con un catarrazo terrible que hace que pasar más de 10 minutos levantada frente al ordenador sean una tortura.

De todas formas, sé que os debía un resumen de lo que fue mi visita a Creativa Madrid del mes pasado así que allá voy:

EL VIAJE

Salí de Oviedo el jueves 18 por la tarde, después de mi clase de japonés (ya queda menos para que pueda leer esas revistas de amigurumi japonesas). Iba sola en mi bólido cereza (quizá algún día os lo presente) y se me hizo eterno. Especialmente porque estuvo lloviendo todo el viaje hasta casi llegar a Madrid y porque viajar de noche es mucho más aburrido. Por el camino iba aleccionándome mentalmente de que tenía que controlar el gasto, que seguro que iba a ver cosas chulas pero que no podía comprármelo todo, etc. Además me había preparado una lista con los posibles talleres que me podrían interesar (y sus precios) para organizarme un poco, ya que mi visita iba a ser de un solo día. Llegué a Madrid a las 11 de la noche donde ya me estaba esperando mi chico que, muy eficientemente, se había encargado de buscar alojamiento y de ir haciendo el check-in.

Cena rápida (y de comida rápida) y a la cama, que había que madrugar para estar en la feria antes de que abrieran las puertas (a las 9:30).

¡PARA ALLÁ QUE VAMOS!

Madrugón pero llena de energía, totalmente motivada por lo que iba a ver y a disfrutar. Y es que sarna con gusto…

Desayuno, me despido de D., que tiene que irse a Leganés a trabajar, y lista en el coche para llegar a la feria rápidamente.

Comentaros que se llega fenomenal y que pude aparcar dentro del Recinto Ferial de la Casa de Campo sin problemas. Tocaba buscar el Pabellón de Cristal.

Como preguntando se llega a todas partes me junté con una chica algo mayor que yo y su madre que iban al mismo sitio y que sabían la ruta. Fue llegar y ponerse a la cola, que no era precisamente pequeñita. Como había comprado la entrada online no me tuve que preocupar de nada más hasta el momento de apertura de puertas.

Entrada a Creativa Madrid

Y abren las puertas.

Nada más entrar mi cara fue un: O_O

Imaginara lo que imaginara aquello superaba todas mis expectativas. ¡Qué de cosas! ¡Qué de gente! ¡Qué de todo!

Al poco de entrar había un stand de información donde una chica muy amable nos entregaba a los visitantes una bolsa bastante grande de la feria (que por lo visto se agotaron en medio segundo) para que metiéramos nuestras compras.

Mi bolsa de Creativa

Lo primero que veías al entrar era un pasillo en el que, a ambos lados, se exponían obras de arte realizados con materiales relacionados con la feria. No eran manualidades o cosas hechas por gente sino cuadros hechos con telas, fotografías de gente con cosas bordadas sobre la piel, cosas así. Era todo precioso, aunque no tengo fotos porque hice un par y perdían mucho, así que las borré.

En cuanto eché un primer vistazo a todo lo que tenía por delante supe que todos mis planes de no gastar y mis intentos de aleccionamiento en el coche no iban a servir de nada.

Para resumiros un poco lo que había, básicamente podíamos dividir los stands en: patchwork, scrapbooking y “otros”. Evidentemente dominaban los dos primeros, y con diferencia, pero el grupo de “otros” era de lo más interesante: tiendas de lanas (evidentemente ahí compré algunas cosas), una chica que hacía complementos con sedas (precioso todo, aunque fuera de mi presupuesto la mayoría), stands preparados sólo para los talleres, materiales para hacer mosaicos… ¡todo lo que os podáis imaginar!

Aquí os dejo unas fotos para que os hagáis a la idea, aunque me pareció muy triste que varias de las tiendas de patchwork no me dejaran hacer fotos. ¡Hasta tenían carteles diciendo que prohibían las fotos!

Puesto de telas de patchwork

Complementos hechos con sedas

Stand de Jumping Clay

¡Lanas!

Pero no todo era comprar (que compré, vaya si compré), también me apunté a tres talleres. Mi intención era apuntarme a cosas que no fueran de mis manualidades habituales, y así fue. En el primero hice una pulsera y un collar con bieses de tela y abalorios variados y luego hice dos de scrapbooking. El primero no me gustó especialmente, pero el segundo fue fantástico. Aquí tenéis más fotos:

Lo que empezó siendo tres tiras de tela…

… ¡se convirtió en esta pusera!

En el segundo taller de scrapbooking

En resumen: lo pasé como los indios, aunque acabé agotada ¡y con el monedero y la cartera totalmente vacíos!

Para no hacer este post muy largo y que no tengáis que darle más a la ruedecita del ratón, os dejo un “slideshow” para que veáis más fotos de la feria. En el próximo post os hablaré de mis compras. ¡Un beso y hasta el próximo!

Por cierto, olvidaba comentar que a la vuelta compartí coche con una pareja estupenda gracias a BlaBlaCar. Puedes apuntarte como conductor o como pasajero, dices el viaje que vas a hacer y buscas compañía para compartir gastos de viaje. Además consigues contaminar un poquito menos el planeta. ¡Os lo recomiendo a todos!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s